Gran Scala: Futuro incierto

Gran Scala: Futuro incierto
Aug 05, 2011 Por: Maria José Pérez Aunque la inauguración se preveía para 2012, los retrasos son los que mandan en el futuro de Gran Scala, un futuro en el que sigue imperando la incertidumbre. Fue en el año 2007 cuando el desierto Los Monegros, en Huesca, se perfiló como el nuevo paraíso del juego en España. Con la idea de crear un nuevo Las Vegas, Gran Scala se presentaba al mundo como un resort del ocio en el que se haría la competencia al homenaje al paraíso americano.   A pesar de las dudas que levantaba el proyecto sobre su viabilidad y las grandes inversiones que se necesitaban para hacerlo realidad, poco a poco iba tomando forma. Hasta llegó el momento en el que la inauguración de la zona tuvo fecha: el 2012. Todo parecía marchar viento en popa pero la crisis económica hizo que el proyecto se desinflara. Las inversiones no llegaban y los retrasos empezaron a llegar. Llegaron y se quedaron, porque ahora Gran Scala es un proyecto paralizado que tiene un futuro completamente incierto. A este futuro se une, de manera ambigua, el juego online. Por un lado muchos no ven claro la idea de crear un nuevo Las Vegas cuando los casinos en la web tienen cada día más éxito y cuando no habrá nada en el mundo que sea capaz de quitar su fama a Las Vegas. Pero, por el otro lado, las nuevas legislaciones que se están desarrollando en diferentes países relacionadas con juego online y las consecuencias del “Black Friday” hacen que esta gigantesca iniciativa haya ganado muchos adeptos en los últimos meses. Esta idea surgió en Inglaterra, en concreto en la empresa International Leisure Development. Crear un nuevo Las Vegas en la otra parte del mundo atraería a infinidad de jugadores y generaría una cantidad de negocio nada despreciable para una empresa de grandes dimensiones. Además, el clima y la forma de ser de los españoles proporcionaban el ambiente perfecto para crear un nuevo destino en el mapa turístico de la industria del juego. A todo esto se une que Los Monegros, a su manera, ofrece el mismo paisaje que Las Vegas: una ciudad dedicada al vicio en el medio de un aislado desierto. Y, en el caso de Huesca, bastante cerca de Barcelona, por lo que el viaje hasta Gran Scala tampoco sería difícil de plantear ni para españoles ni para extranjeros. Este nuevo centro temático del juego, como su inmensidad desprende, se planteaba con cientos de casinos, miles de tragaperras y millones de mesas de juego que, al menos por ahora, van a seguir formando sólo parte del proyecto en papel. Habrá que esperar para saber si Los Monegros consiguen hace competencia a Las Vegas.

Tags: ,

Comments are closed.